martes, 20 de junio de 2017

Nigeru wa Haji da ga Yaku ni Tatsu (2016)



"Nigeru wa Haji da ga Yaku ni Tatsu" (también conocida simplemente como Nigehaji, o su título en inglés We Married as Job) es una comedia romántica que va más allá de los clichés establecidos, al presentarse como algo más actual, fresca, abierta y critica de lo que estamos acostumbrados en la televisión japonesa, presentándose sin tapujos la homosexualidad, las relaciones y el feminismo. 

Calando fuerte entre los espectadores japoneses, "Nigehaii" se convirtió en la serie más vista y galardonada del 2016 en su país, semana tras semana incremento sus ratings, siendo la sensación del año, por su calidad y por su baile del ending, que se convirtió viral. No debe haber japonés que no lo haya bailado y colgado su video a Youtube, como hizo por ejemplo los trabajadores de la embajada de Estados Unidos. 



Mikuri que después de unas malas experiencias amorosas y profesionales, acaba como limpiadora de hogar de un joven antisocial llamado Hiramasa. Mikuri que necesita desesperadamente el trabajo es muy buena en su trabajo y Hiramasa pasa a depender de ella, por ello cuando los padres de Mikuri deciden mudarse lejos, ella viéndose sin hogar pide a Hiramasa si puede vivir con él bajo un “contrato de matrimonio”. Los dos se casan y se presentan públicamente como pareja, pero en realidad su relación es simplemente de empleada doméstica y jefe. O eso es en un principio, porque como no, poco a poco entre ellos empezara a surgir algo más, a pesar de que Hiramasa sea un desastre en las relaciones en general, y sea Mikuri quien tenga que tomar las riendas de la relación.

Los protagonistas de esta serie Yui Aragaki como la alegre, decidida y perfeccionista protagonista femenina, y el cantante y actor Gen Hoshino como el estoico, indeciso y de baja autoestima protagonista masculino, presentan una gran química y carisma. Sus personajes tiene profundidad y complejidad, que se ve representada por sus excelentes actuaciones, y por el inteligente guion (con diálogos trepidantes) de Akiko Nogi, que adapta el manga de Tsunami Umino
La evolución de la relación entre los dos protagonista tiene un ritmo lento, pero adecuado para sus personajes, sintiéndose natural y no forzado, aunque la situación podría dar pie a ello. Todo en la serie se siente como algo realista, como algo común, mostrándonos unas vidas y relaciones cotidianas. Eso sí, aunque es una serie creíble, no estamos ante un drama social, sino ante una serie optimista, así pues, siempre tiene un tono amable y dulce, dando de si una serie encantadora, divertida y satisfactoria.

Las subtramas y los personajes secundarios están muy bien caracterizados, y no solo ayudan al desarrollo de la serie y los personajes, sino evolucionan por sí mismas. A destacar entre los actores a Ryohei Otani, Arata Furuta y Yuriko Ishida.
También las parodias y referencias a la cultura popular japonesa (las que conseguimos descubrir) hacen de esta serie aún más divertida e ingeniosa, referencias al mundo del manga y el anime, de programas de televisión, de dramas… y de diversos aspectos de la cultura japonesa más cotidianos.



"Nigeru wa Haji da ga Yaku ni Tatsu" es una serie pintoresca en la representación de romance (y vida) contemporáneo japonés. Es un drama ligero, divertido y entretenido, pero también es más profundo e inteligente de lo que a simple vista deja ver, es crítico, cínico y nos presenta diferentes personajes reales, con problemas actuales de la sociedad japonesa.

Puntuación 7/10

1 comentario:

  1. A mí también me gustó mucho. Me pareció bastante particular (me encantó la coreografía del final de cada capítulo, como a todo el mundo, creo) Había cosas que me chirriaban como en casi todas las series japonesas pero fue muy entretenida y tuvo bastantes cosas originales.

    ResponderEliminar